MARCAR COMO FAVORITO
StadiaHoy » Análisis juegos Stadia » Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice

Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice

From Software nos trae a Stadia Sekiro: Shadows Die Twice, el último de los juegos que han salido de la mente privilegiada de Hidetaka Miyazaki creador de la afamada saga Dark Souls. Esta vez nos distanciamos de su saga estrella en una nueva IP diferente pero no totalmente rupturista con el pasado, ¿preparados para sufrir de lo lindo? Allá vamos.

Antecedentes e historia

Como he mencionado en mi introducción, el señor Miyazaki nos ha regalado unos juegos como poco especiales, en mi caso diría que inspiracionales y brutalmente adictivos, me refiero por supuesto a la saga Dark Souls.

Por cierto, esta saga a su vez nació de Demons Souls, el exclusivo de Sony precursor de la fórmula que pondría al estudio japonés From Software en el candelero.

Básicamente estamos ante unos juegos que ofrecen un reto de dificultad y una jugabilidad que los hace únicos y ha sentado las bases para su propio género, los juegos tipo Souls como los suele conocer la gente, con más de 27 millones de copias a sus espaldas. Sekiro se desmarca de la saga para llevarnos a un Japón feudal ficticio, con un arranque truculento, nuestro protagonista llamado solamente Lobo, se verá inmiscuido en medio de una guerra entre señores feudales que marcará toda su vida pasando de ser un huérfano a un Shinobi encargado de proteger al divino heredero, un niño cuya sangre posee un poder inmenso.

Kuro que así se llama ese niño, es secuestrado y nuestro personaje pierde un brazo en el combate contra su secuestrador, después de este infortunio un anciano recoge el cuerpo de nuestro protagonista y le implanta el brazo Shinobi, pieza clave de la jugabilidad del título. Así dará comienzo nuestra aventura intentando recuperar a Kuro y vengar nuestra derrota.

Todo esto ocurre en el prólogo del juego, dando pie a la intensa aventura a la que nos enfrentaremos, la cual reutiliza muchas mecánicas de la saga Souls, pero tiene suficiente personalidad para destacar por si misma y haber sido aclamado por crítica y público. En este análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para Stadia vamos a ver si esta versión consigue estar a la altura de tan altas expectativas.

Sekiro

Tecnología

Los juegos de From Software se caracterizan por usar un motor gráfico propio que peca de ser algo tosco y de una optimización tirando a pobre, y la verdad exactamente eso es lo que nos encontramos. Gráficamente es capaz de lo mejor con paisajes bucólicos con un colorido y unos escenarios que nos dejarán boquiabiertos, hasta su intento de mantener el framerate a 60 fps cosa que por supuesto no consigue, pero es de alabanza por parte de este port a Stadia que los fps sean más estables y con valores más altos que en las versiones de PS4 Pro y Xbox One X, así que estamos casi siempre cerca de 60 fps con caídas que no alcanzan tasas que puedan quemarnos las retinas.

No tendremos elección de modo entre rendimiento o gráficos, con o sin cuenta Stadia Pro el juego se ejecuta a una resolución de 1080p.

Quitando este baile de fps y recalco que no es molesto en demasía y la resolución fijada, podríamos apelar a dos aspectos más que son mejorables a todas luces, uno de ellos es la cámara que en la mayor parte del juego funciona de maravilla pero en ciertos momentos nos hará unas jugarretas que a más de uno le entraran ganas de hacer volar el mando por la ventana, dado que propiciará que algunos enemigos nos golpeen, y en Sekiro un solo golpe puede significar fácilmente la muerte. El otro punto negativo es el bitrate que en ocasiones adolece de estropear demasiado los negros de los escenarios oscuros, que son muchos en Sekiro.

Si lográis sobrevivir a estos pormenores, Sekiro luce bastante bien, con unos modelados de personajes y enemigos toscos como viene siendo habitual en la compañía japonesa, unos efectos visuales tales como el fuego y las partículas del todo convincentes, un diseño de boses espectacular y además todo ello aderezado con unos efectos de sonido perfectos, y un selector de voces entre japonés e inglés. Por supuesto recomendamos la versión japonesa como buenos frikis que somos, aunque la parte en inglés tampoco desmerece en absoluto.

Jugabilidad

El pilar más fuerte de los juegos del señor Miyazaki suele ser su jugabilidad, basada en hacernos ver lo insignificante de nuestro personaje y la fragilidad con la que podemos perder la vida, perdiendo parte de nuestro progreso por el camino. Así pues, Sekiro comparte algunas de las características más destacadas de la saga Souls como los puntos de guardado con reinicio de enemigos de la zona, teletransporte entre puntos de guardado, unos enemigos a los que deberemos de cogerles el ritmo y sus rutinas al dedillo para no morir a la primera de cambio y algunos detalles más, pero e aquí la ruptura. Nuestro personaje Lobo contará con una katana como única arma principal, en nuestro brazo prostético recaerá el rol de arma secundaria pudiéndose este personalizar de muchas maneras distintas, eso si, previa recolección de los materiales y el diseño de la mejora en cuestión, cosa nada fácil como os daréis cuenta en pocas horas de juego.

Como de costumbre también el juego no nos llevará de la mano y deberemos ser nosotros los que elijamos el camino a seguir, pudiendo escoger un camino con unos enemigos imposibles de derrotar o un boss para el que no estamos ni medio preparados, así que la experiencia puede llegar a ser más frustrante de la cuenta dependiendo del camino que elijamos, aunque en general el camino digamos correcto, no es difícil de seguir.

Además de las diferentes versiones de la prótesis las cuales cambian por completo nuestra forma de abordar el juego, pudiendo ser esta un escudo o una lanzadera de surikens de diferentes tipos por ejemplo, contaremos con un simple árbol de mejoras para nuestro personaje en el cual gastar la experiencia que nos dan en combate, pudiendo mejorar nuestro sigilo o nuestros ataques con la katana.

También podremos hacer crecer nuestra barra de salud o de postura que ahora explicare para que sirve, si conseguimos 4 de unos ítems que solo dejan caer los muchos mini boses que nos encontramos desperdigados por el escenario, y ojo con estos mini boses que pueden llegar a bloquearnos por completo el avance dada su complejidad o la brutalidad de sus ataques.

El combate en si se basa en dejar al enemigo sin salud a porrazo limpio, a menguar su barra de postura para, digamos, llevarlos a una condición de stun en la que podremos asestar un golpe mortal. Nosotros, como he mencionado antes, también contaremos con esta barra, la cual cuando la perdamos sea por recibir golpes o por cubrirnos demasiado, quedaremos expuestos a recibir un ataque devastador por parte del enemigo. A esto le sumaremos el bloqueo perfecto o parri, gracias a este destrozaremos la barra de postura del rival sin sufrir daño alguno, eso sí, la ventana de tiempo de este parri según con que enemigos puede ser realmente exigente.

Básicamente el parri es el eje central del combate, aunque con muchos matices que varían dependiendo del enemigo. Por supuesto esto se maximiza en los bosses, que son una auténtica locura, con patrones de ataque enfermizos o aparentemente sin lógica. Para la mayoría de ellos deberemos trazar una estrategia especifica y será habitual intentarlo más de una veintena de veces con muchos de ellos.

Y aquí, como en todos los juegos de la saga Souls, es donde el ser humano saca lo mejor de si y aprende de sus errores y da templanza a su alma, y no exagero cuando digo que para muchos, esto son mas que juegos y se convierten en una lección de humildad y de perseverancia. Cuando logras vencer a una de estas bestias con tu habilidad y astucia, la recompensa es mucho más de lo que ofrecen otros juegos en toda su experiencia, Sekiro mantiene este espíritu y me atrevería a decir que lo lleva al máximo exponente.

Diversión

Este apartado podíamos dividirlo entre los que interiorizarán el párrafo anterior y es posible que Sekiro quede grabado a fuego en su memoria y los que no comprenderán nada de la propuesta y piensen que la gente de From Software tiene un grave problema mental y no volverán a tocar juego alguno de la compañía jamás.

Así que la dualidad en este apartado está servida, con mi conocimiento de los dos bandos os puedo asegurar que aquí no hay grises, o lo amas o lo odias, quizá Sekiro no sea el mejor juego para empezar, pero es el único que tenemos en Stadia, así que si te sientes con fuerza y eres capaz de no asustarte al morir 100 veces con los primeros enemigos y llegas a descubrir la grandeza del juego, mi enhorabuena, en el caso contrario avisado quedas, por mi parte solo decirte que el riesgo merece absolutamente la pena.

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Si eres capaz de pasar por alto lo puntos negativos y entras en el juego que propone Sekiro con todas sus consecuencias ponle 1 punto más a la nota, en caso contrario quizá le restes varios. Sea como fuere en Stadia en juego va como ya he comentado bastante bien, ya sea en PC, con el Chromecast Ultra o en dispositivo móvil, el input lag es imperceptible, pero el bitrate sobre todo en pantallas de TV sumado al no funcionar a 4k puede ensombrecer la puesta en escena.
A favor
  • Vibrante e intenso como sus predecesores
  • Los bosses, algunos de ellos para enmarcar en la memoria
  • La superación a la que te somete en cada boss y mini boss
En contra
  • La cámara en ocasiones es molesta de más
  • El bitrate ensucia bastante los escenarios oscuros
  • No tener selector de modo grafico
8.5
Muy bueno
Escrito por
Desde la Atari 2600 los videojuegos han sido mi gran pasión aunque todo el mundo geek me apasiona si pongo la vista en el futuro del sector Stadia es mi apuesta más fuerte.

Te ha gustado el artículo?

6 1
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.