MARCAR COMO FAVORITO
Más información sobre el juego
StadiaHoy » Análisis juegos Stadia » Análisis de Riders Republic

Análisis de Riders Republic

riders-republic

¿A quien no le gustaría poder sentir la sensación de la velocidad extrema y el viento helado azotándote en la cara mientras desciendes una colina nevada a 200 Km/h poniendo en riesgo tu vida de forma absurdamente innecesaria? ¡Exacto, a mi tampoco! Pero no te preocupes, para eso tienes la oportunidad de jugar desde la comodidad y seguridad de tu sofá a la propuesta que os traemos hoy. Arrancamos con el análisis de Riders Republic para Stadia.

Antecedentes e historia

Lo que nos ofrece el juego de Ubisoft no es ninguna novedad y ya se había intentado antes en otros tipos de juego: deportes extremos, un mundo enorme por el que moverse con total libertad y un multijugador que funcione bien.

Mismamente el reciente Forza Horizon 5 bebe de esa misma formula, pero en el mundo de la conducción extrema con vehículos, incluso siendo muy similar, por no decir calcado, en el tono gamberro y loco que también tiene el juego que tenemos entre manos. Y si volvemos la vista atrás, hay cientos de propuestas que ofrecen experiencias alocadas en mundos abiertos de conducción, como por ejemplo The Crew o incluso como ha intentado en alguna entrega la famosísima saga Need for Speed, con bastante acierto hemos de añadir.

Aunque pueda parecer otro juego más de deportes locos, lo cierto es que Riders Republic sin reinventar nada, ni tampoco pretender hacerlo, nos trae de nuevo esta formula que siempre funciona, pero cambiando coches y deportivos de lujo por deportes tan alocados como motos de nieve, snowboard, bicicletas, jetpacks o trajes wingsuit entre otros. Si, si, jetpacks, ¡de locos!

La historia del juego no es nada del otro mundo, y tras configurarnos el aspecto de nuestro avatar a nuestro gusto, nos pondrá rápidamente en un lugar llamado la «Republica Extrema» que reúne a deportistas y amantes de la adrenalina de todo el mundo para básicamente competir entre ellos.  Todo aderezado con un ambiente fiestero, loco y extremadamente sobreactuado que personalmente nos ha llegado a cansar un poco, ya que el juego esta constantemente interrumpiéndote con largas imágenes de video repletas de personajes espídicos cuyo estado mental es cuanto menos, cuestionable.

Sin embargo la gran cantidad de videos y tutoriales que interrumpen la acción están todo el tiempo paralizando el ritmo del juego, y se vuelve bastante molesto, especialmente al principio del mismo.

Tecnología

Bebiendo de la formula de ser un multijugador masivo en el que podremos ver en todo momento a decenas de jugadores liándola a nuestro alrededor mientras recorremos su inmenso mundo con pruebas muy divertidas que nos harán competir con otros «Riders» (pudiendo incluso en los eventos masivos, a participar con otros 50 jugadores al mismo tiempo), lo cierto es que Riders Republic es todo un espectáculo que funciona mucho mejor de lo que esperaríamos.

Con un apartado gráfico brillante y que en más de una ocasión nos va a dejar unas estampas increíbles con una belleza a nivel de escenarios digna de mención, la propuesta de Ubisoft no es solamente muy divertida de jugar, también es un verdadero espectáculo visual.

El juego corre a 30 FPS y no muy estables tampoco, en mas de una ocasión, especialmente en los momentos en los que más jugadores se muestren en pantalla, veremos como sufre y baja de frames de forma pronunciada, haciendo la experiencia un poco menos disfrutable, y mas «fea» en lo visual, y aunque ya se ha anunciado que en las consolas de nueva generación Riders Republic corre a 60 FPS estables, es de esperar que en Stadia esto también se actualice al igual que ha sucedido con otros títulos como Assassin’s Creed Valhalla, pero claro, esto de momento no es más que suposición nuestra y no hay nada confirmado.

Cabe destacar la cantidad de detalles que tiene el juego tanto en el personaje como en los vehículos, por ejemplo manchándose la bicicleta de barro o nieve de forma muy realista, así como nuestro personaje cuando caigamos al suelo, algo que por cierto, vais a hacer en muchas ocasiones. También encontraremos incluso fauna que sale corriendo o volando de nuestro paso, dándole más sensación de estar vivo al mundo que recorremos, que esta increíblemente bien recreado.

En contra tenemos que decir que nos hemos encontrado una infinidad de bugs muy molestos que incluso nos ha llegado a estropear alguna que otra carrera. Desde quedarnos atascados dentro de objetos del entorno como piedras, barrancos, arboles o paredes, con el personaje totalmente glicheado en el interior (un clásico de Ubisoft) a que de pronto el personaje salga por los aires despedido como si hubiese pisado una mina antipersona, son algunos de los muchos bugs que nos hemos encontrado jugando, y que verdaderamente son un incordio cuando llevas una carrera espectacular. Afortunadamente el juego tiene una función que nos permite de algún modo retroceder en el tiempo con nuestro personaje y volver a intentarlo, algo que nos ha servido para salir de más de un bug, pero la carrera perdida no te la quita nadie.

El apartado sonoro cumple sin más, con música muy amena para acompañar nuestras cabriolas y alocadas carreras, y unas voces en ingles que insistimos, están muy sobreactuadas pero no se vuelven tampoco algo desagradable al oído. Y hemos de añadir que también hemos encontrado algún que otro bug sonoro, con sonidos que desaparecen sin más, y otros que se quedan perpetuos como el ruido de la cadena de la bicicleta que en una ocasión siguió sonando incluso yendo nosotros a pie.

Jugabilidad

En este apartado es donde el juego destaca en nuestra opinión y es que el manejo de Riders Republic es bastante divertido y sobre todo  intuitivo, dejando por ejemplo para las cabriolas con los vehículos, los botones del Stadia Controller (con el cual por cierto recomendamos jugar) en la misma dirección que están dispuestos, siendo el botón superior para girar hacia arriba, el inferior hacia abajo, y el derecho e izquierdo para susodichas direcciones. De ese modo es muy intuitivo para el jugador ir por ejemplo con la tabla de Snowboard, o la bici de montaña y una vez en el aire ponernos a hacer locuras con tan solo pulsar unos pocos botones.

Los botones R1, R2 y L1, L2 el juego los deja para acelerar, frenar e incluso habilidades particulares de los vehículos o deportes que hayamos elegido, por ejemplo con la bicicleta podremos pedalear mas rápido, o con la tabla de snowboard podremos agarrarla para hacer florituras o con el jetpack ascender o descender, etc…

Cuesta muy poco acostumbrarse al manejo de los vehículos y deportes que ofrece el juego, y con unos pocos segundos a los mandos de cualquiera de ellos y tragándonos los infinitos tutoriales con los que nos asalta el juego de forma constante, será más que suficiente para que nos sintamos unos auténticos Fittipaldi.

Si te cansas de realizar pruebas y competir contra otros jugadores, además el juego posee un MODO ZEN como lo llaman, que te permitirá moverte con total libertad por el colosal mapa del juego, con acceso inmediato a todos los deportes y vehículos, y pudiendo hacer lo que te plazca a tu manera. Un modo, hemos de añadir muy disfrutable para hacer el loco o simplemente pasear por el bellísimo mundo del juego, y así disfrutar de sus memorables paisajes

Diversión

Y llegamos al punto fuerte del juego, y es que Riders Republic podrá tener sus innumerables bugs, sus incontables vídeos cansinos y sus contras, pero si en algo destaca el juego de Ubisoft, es que es endiabladamente divertido hasta decir basta.

Y es que en la propuesta que os traemos no hay espacio para el aburrimiento, entre los trucos, saltos, pruebas, secciones del campamento, competiciones masivas, etc… Siempre hay algo que hacer. No tienes más que abrir el mapa y alucinar con la cantidad de cosas que ofrece y la cantidad de jugadores que vas a ver moviéndose por todas partes.

Es difícil no cruzarte con alguien mientras exploras el mundo del juego, y ver caer y darse autenticas trompadas a otros compañeros a tu alrededor. Todo esto es tan cómico como divertido.

Los golpetazos que tu mismo te vas a dar un millar de veces también son una autentica locura, y la posibilidad de cambiar de vehículo con tan solo un par de botones es algo muy cómodo y que nos va a dar la posibilidad de adaptarnos rápidamente al entorno del paisaje en el que nos encontremos.

El poder competir con otros jugadores, con un multijugador además muy estable y que no nos ha dado ni un solo fallo en ningún momento,  la sensación de vértigo y velocidad, sumado al caos de las competiciones masivas con tantos jugadores al mismo tiempo, es una de esas divertidas experiencias que solo este juego puede ofrecerte. Y lo cierto, es que en este aspecto, lo que hace, lo hace muy bien.

En definitiva, Riders Republic no pretender revolucionar nada en realidad, pero es un titulo muy dinámico, audaz y frenético, que conseguirá entretenerte, y pasar un rato muy divertido a los mandos. Además, si mantienen su universo vivo, con pases de temporada y eventos como el reciente Festival del Invierno, confiamos en que será uno de esos juegos al que querrás volver de vez en cuando para dejarte caer por sus barrancos y pendientes escarpadas, acompañado de otros «Riders» en busca de la tan ansiada victoria.

Te gusta nuestro contenido? Puedes apoyar a StadiaHoy en Patreon para seguir haciendo todo esto posible!
Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Hemos jugado Riders Republic en todos los dispositivos posibles, desde una TV con 4K donde el juego es mas disfrutable dado su nivel visual tan atractivo. A un PC con teclado, así como con el Stadia controller, y en dispositivos móviles, donde hemos de añadir, que el juego se ve muy bien también y es muy disfrutable. Sin embargo tenemos que destacar la importancia de jugar con mando a Riders Republic ya que la jugabilidad del juego es mucho más disfrutable con este periférico, más concretamente, el Stadia Controller seria nuestra recomendación en este aspecto.
A favor
  • Muy divertido, frenético y dinámico
  • Gráficamente espectacular
  • Muy buena jugabilidad
En contra
  • Multitud de bugs y glitches
  • Videos aburridos que cortan la acción constantemente
  • 30 FPS y con rascones considerables
8
Muy bueno
Escrito por
Jugador de la vieja escuela y fiel defensor de una comunidad gamer unida. Me vuelve loco el genero de terror, los juegos de rol y de aventuras. Los videojuegos son para mi, una vida, mas allá de la vida.

Te ha gustado el artículo?

4 1

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con un *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.