MARCAR COMO FAVORITO
Más información sobre el juego
StadiaHoy » Análisis juegos Stadia » Análisis de Resident Evil 7 Biohazard Gold Edition

Análisis de Resident Evil 7 Biohazard Gold Edition

Resident Evil 7 Biohazard Stadia

Uno de los mejores juegos que han pasado por la suscripción de Stadia Pro es sin duda Resident Evil 7 Biohazard Gold Edition y vamos a ver porqué en nuestro análisis.

Antecedentes e historia

¿Quién no ha jugado alguna vez a algún Resident Evil? Supongo que todavía quedará algún neófito que nunca haya tocado ninguno de los hasta ahora 7 juegos numerados y sus incontables spin-offs.

Pues para todos ellos os explicare un poco por encima de que va todo esto de los zombies y sus entresijos.

Resident Evil nació en el año 1996 de la experimentación de Tokuro Fujiwara, creador de Ghost & Goblins entre otros y la mente perturbada del genial Shinji Mikami. Su desarrollo fue algo abrupto pasando de ser un juego de Super Nintendo a uno en primera persona para finalmente publicarse en tercera persona. El argumento del primer juego no deja de ser rocambolesco en su propuesta, somos miembros de un cuerpo de elite enviado a una ciudad infestada de zombies, creados por accidente (o no) por una malévola empresa llamada Umbrella. En la ya legendaria escena introductoria, nuestro equipo se veía relegado a una misteriosa mansión que se convertiría por méritos propios, en un icono del mundo del videojuego. Tengo que deciros que fue mi primer juego de PlayStation y al cual le eche cientos de horas, ya que estaba completamente en ingles y yo era un crio, así que cualquier puzle se convertía en un desafío mayúsculo.

La jugabilidad que se respeto en los tres primeros juegos de la saga, se basaba en unos personajes poligonales que se movían por unos escenarios increíbles pero prerenderizados. Decir que los movimientos de los personajes eran toscos era quedarse muy corto, pero el carisma de los personajes junto con la brutalidad de los enemigos hacían de estos tres primeros juegos algo único que muchos intentaron imitar. La acción era una parte clave pero los puzzles y la exploración redondeaban la propuesta.

Pero… llegamos a la cuarta entrega y claro, después de tres juegos idénticos en su planteamiento tocaba un cambio de tercio, así que con la potencia de las consolas de la época y un poco de mala leche, cambiaron los esquemas casi del todo. Los escenarios ya eran poligonales y ahora nuestro protagonista ganaba mucho en agilidad, por contra, la narrativa decaería en favor de la acción, considerado por muchos una herejía dentro de la saga, cosa que no es mi caso ya que le eché también cientos de horas, muchas de ellas a su (para la época) brutal multijugador, basado en un modo horda que era droga pura.

Así pues, la saga se pegó una travesía por el desierto para muchos usuarios en sus entregas 5 y 6, experimentando con diferentes propuestas pero siempre enfocadas a la acción. Aún así, las ventas fueron millonarias en cada una de estas tres entregas.

Y así llegamos a la séptima entrega numerada de la saga, en la cual otra vez cambiamos de tercio. Por primera vez en la saga la vista cambia a primera persona, volviendo a unos escenarios más cerrados y en los cuales deberemos resolver muchos puzles para seguir avanzando, unos personajes brutales que pondrán a prueba nuestros nervios en muchas ocasiones, una vuelta al gore y una acción mucha más pausada que le sientan al juego como un guante.

Nuestro protagonista se verá atraído al culo del mundo por un misterioso vídeo de su novia desaparecida años atrás. Una trama que a priori no tiene nada que ver con la saga principal pero que no deja de enganchar a cada nueva locura que se les ocurre a la familia totalmente enajenada que puebla la casa en la que transcurre toda la trama.

Os tocará jugarlo para descubrir sus entresijos, porque si estiro más el chicle, seguro que caigo en algún spoiler que prefiero evitar, ya que aunque la trama no es una locura, si que nos dejará helados en varias ocasiones y puede que más de una también con algo de mal cuerpo, algo que se echaba de menos en las entregas más enfocadas a la acción.

Tecnología

Resident Evil 7 utiliza uno de los motores gráficos revelación de la pasada generación, el RE Engine, motor que también utilizan los remakes de Resident Evil 2 y 3, Devil May Cry 5 e incluso el reciente Monster Hunter Rise de Switch. Un motor que aparte de su versatilidad, destaca por su estabilidad y fluidez, pero no por ello deja de lado la espectacularidad en pantalla, solo tenemos que vernos un vídeo del propio Devil May Cry 5 en cualquier cinemática por ejemplo.

En este Resident Evil 7, el RE Engine logra crear una atmosfera espectacular, funcionando todo el juego a 60 fps con unos efectos de iluminación perfectos. Tanto los personajes como las criaturas que nos encontraremos, están recreadas de forma magnifica. Como ya he dicho antes y enfatizando el apartado gráfico, algunas situaciones son muy muy violentas y con este motor gráfico, pueden llegar a provocarnos alguna arcada.

Si que me gustaría remarcar, que las diferencias gráficas jugando a 1080p o a 4K dependiendo de nuestra suscripción se notan y mucho, siendo la versión 4K en la que mejor se ve y se siente el juego, aunque si he notado un poco más de popping en exteriores, aunque tampoco nada del otro mundo. También es cierto que tampoco hay muy pocos exteriores.

Tanto en 1080p como a 4K, el juego mantiene los 60 cuadros por segundo y es disfrutable a la perfección, pero innegablemente, el juego luce en todo su esplendor a 4K.

Las físicas se han ajustado, siendo más realistas que en las anteriores entregas y favoreciendo la menor velocidad de la acción. Cada golpe que recibamos o caída que suframos la sentiremos a la perfección, como el peso de las armas y su desempeño.

No encontramos pantallas de carga como antaño entre habitaciones, algo que ya sería vetusto en estos tiempos.

En el apartado sonoro, contamos con un doblaje al español que no siendo lo máximo a lo que podemos aspirar, podría entrar fácilmente en muchos tops de doblajes de los últimos años. Todo esto, acompañado por unos efectos que siendo marca de la saga no defraudan y complementan a la música de ambiente que nos pondrá los nervios como escarpias en los momentos más tensos.

Jugabilidad

Si os pensabais que al ser en primera persona dejaría de ser un Resident Evil, pues nada más lejos de la realidad. La vista le sienta como un guante a la nueva propuesta. Como ya he comentado, la velocidad a la que ocurre todo es menor que en anteriores entregas y eso se agradece, porque nos da más calma para poder explorar la, a priori, pequeña casa en la que nos encontramos.

Como en las primeras entregas, la munición y la efectividad de nuestras armas es bastante escasa de primeras, así que no nos quedará otra que pensarnos muy bien por donde pasamos y cuantas veces para llegar a según que sitio, elevando la tensión como hacia el primer juego de la saga.

Por otra parte, los puzles que nos encontraremos no son los mejores de la franquicia, aunque cumplen con soltura y algunos parecen estar sacados de un película de Saw, cosa que dice mucho de lo logrado de la ambientación. La casa cobra mucho protagonismo con sus atajos y caminos ocultos que deberemos aprovechar para salir con vida de esta aventura.

Como de costumbre en la saga, deberemos llegar a unas habitaciones concretas para poder guardar nuestro progreso, otra seña de identidad de la saga que además añade un poco más de estrategia, dado que también nuestro alijo estará en un baúl en esta habitaciones. Contaremos con muchos ítems clásicos como las hierbas de colores y los aerosoles de salud, que podremos craftear o encontrar repartidos por la casa. Tenderemos que hacer un uso inteligente de estos si no queremos arrepentirnos en el futuro.

También encontraremos multitud de coleccionables que ampliaran algo el lore de los habitantes de la casa y unas misteriosas monedas antiguas que podremos cambiar en ciertos lugares por poderosas armas o consumibles que nos subirán el máximo de nuestra salud.

El movimiento del personaje y el control me parecen bastante bien resueltos y se deja jugar sin ponernos demasiadas trabas. Nuestro personaje Ethan no es un Ranger ni un Stars y eso se nota, aunque se desenvuelve bastante bien si tenemos en cuenta las truculentas situaciones en las que se verá envuelto.

Diversión

Realmente me lo he pasado en grande con RE 7, después de los no muy agraciados 5 y 6, con está séptima entrega han sabido volver a crear tensión y una atmosfera digna del genero que crearon con el primer Resident Evil.

Survival horror son las palabras que definirían a la perfección este RE 7. El juego nos mantiene pegados a sus macabros personajes y a sus alocadas situaciones que mantienen el ritmo de una narrativa que no es muy gratificante y no aporta demasiado a la saga, pero que me ha convencido del todo con el cambio de tercio y este nuevo enfoque más gore y absorbente.

El juego no debería llegarte a las 20 horas, así que la duración para mi gusto esta muy bien medida con lo que nos propone el título.

A destacar que nos ha llegado la versión Gold Edition con todos los capítulos que se publicaron a posteriori y que le añaden muchas explicaciones al porque de la historia y un punto de vista diferente para completar nuestra visión de Resident Evil 7.

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Este Resident Evil 7 me ha sorprendido para bien en casi todos sus aspectos. Si no conoces la saga puedes meterte sin problemas y si la conoces puede que te guste incluso más. En Stadia el rendimiento es perfecto corriendo a 60 fps tanto en cuenta básica como en cuenta Pro, eso si, el 4K marca las diferencias visuales mucho en este juego, donde la oscuridad es un elemento más de la jugabilidad. La diferencia con jugarlo a 1080p respecto a 4K se nota y mucho. En dispositivos móviles podemos obviar esta recomendación ya que se ve de infarto. Mi recomendación es que le deis una oportunidad si sois fans de la saga y que se la deis también si no los habéis tocado nunca, es un juego redondo si os gustan los juegos de terror y la tensión psicológica.
A favor
  • Inmersivo como ya hacía tiempo que no se veía en la saga
  • La familia Baker
  • La vista en primera persona le sienta como un guante
  • El RE Engine es una maravilla y se nota sobre todo a 4K
En contra
  • Quizá la narrativa es algo floja
  • Jugarlo a 1080p afea bastante el acabado del juego
8.5
Muy bueno
Escrito por
Desde la Atari 2600 los videojuegos han sido mi gran pasión aunque todo el mundo geek me apasiona si pongo la vista en el futuro del sector Stadia es mi apuesta más fuerte.

Te ha gustado el artículo?

26 0

Etiquetado: ,

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.