MARCAR COMO FAVORITO
Más información sobre el juego

Análisis de Doom Eternal

Doom Eternal

La tierra esta sumida en el caos, los demonios campan a sus anchas destruyendo y quemando todo a su paso. Es la hora, carga tu escopeta, enciende tu motosierra, el Doom Slayer ha regresado.

Antecedentes e historia

Corría el año 1993 y una desconocida desarrolladora llamada «ID Software» a manos de la distribuidora GT Interactive, lanzaba un juego como nunca antes se había visto. Un juego salvaje y despiadado en el que encarnábamos a un marine que debía enfrentarse a las fuerzas infernales que se habían desatado a su alrededor.

Doom Eternal es una continuación directa de Doom de 2016, pero además nos pone en antecedentes de una forma maravillosa, teniendo en cuenta la trama y la historia sucedida en todas las entregas anteriores, incluyendo los juegos más antiguos incluso.

Básicamente la historia es la que ya conocemos. Los demonios han invadido la tierra y nosotros como el legendario Doom Slayer, aquel que según la profecía traerá de nuevo la paz a base de muchas tortas, sangre y munición, debemos acabar con la invasión infernal cueste lo que cueste.

A pesar de que la trama no es nada del otro mundo, tampoco es aburrida ni mucho menos, y es cuanto menos interesante empaparse del lore del mundo mientras que nos empapamos de la sangre de nuestros enemigos también. Probablemente nos llevemos mas de una sorpresa a nivel argumental, y al menos, la historia que el juego pretende contarnos, no se nos hará aburrida en ningún momento.

Tecnología

En el día en el que escribimos este análisis, Doom Eternal es uno de los juegos mas punteros gráficamente hablando que existen en el catalogo de Stadia

Tanto por su estabilidad en esos 60 fps que el juego mantiene en todo momento sin excepción, solidos como una roca, como por sus alucinantes gráficos ultra detallados que nos harán sumergirnos en ese mundo desolado y satánico como pocos shooters lo conseguirán.

Doom es frenetismo, locura y velocidad, y logra con creces transmitirnos esas sensaciones gracias precisamente al motor que utiliza: el ID Tech 7. Un motor que hace que el juego se vea de maravilla, con una fluidez muy solida y que no da problemas de rendimiento en ningún momento, permitiendo que podamos disfrutar así, de su excelente jugabilidad.

Sin embargo, en Stadia llevamos sufriendo un gravísimo problema, al cual ni Google ni la desarrolladora han querido dar solución. Y es que un buen día, Doom Eternal cambió sin más y sin previo aviso, su idioma, tanto textos como voces, al inglés.

Y lamentablemente, así continua a día de escribir estas líneas.

A pesar de las insistencias por parte de los usuarios para solucionar este problema y poder disfrutar de Doom Eternal en perfecto castellano, el problema persiste, y no parece tener solución, lo que supone una autentica desfachatez y un puntapié para aquellos que no comprendan la lengua de Shakespeare o que simplemente quieran disfrutar del juego en su propia lengua y del excelente doblaje que además tiene.

Jugabilidad

Doom Eternal es en gran parte un gran juego gracias a su impecable y absolutamente excelente gunplay. En un juego como el que tenemos entre manos, que el personaje responda al milímetro a los controles del jugador es vital, y Doom Eternal puede alzar la cabeza bien orgulloso de ser uno de los mejores shooters no solo de la generación, sino de la historia.

El control del Doom Slayer se puede definir como veloz y frenético. El personaje se mueve a toda velocidad si, pero sin embargo, pronto nos acostumbraremos al manejo y a esa forma de jugar tan «Doom» que nos ofrece el juego.

Casi sin quererlo, nos descubriremos a nosotros mismos saltando distancias imposibles mientras descargamos en el aire una lluvia de balas sobre los enemigos que se abalanzan de todas direcciones para acabar en el suelo troceando demonios con nuestra motosierra y lanzándonos de nuevo contra una nueva horda sin siquiera pestañear.

Doom nos propone lo mismo que nos ofreció en 2016 pero mejorado. La mecánica de juego es siempre la de explorar el escenario en busca del camino a la siguiente zona mientras recopilamos secretos por el camino y pasamos algunas partes de plataformas y saltos más o menos complicados. Mezclado con esto, tendremos momentos de hordas, en los que se nos encerrará en el escenario mientras un autentico ejercito de criaturas de pesadilla intenta aniquilarlos. Si logramos acabar con todas, entonces podremos continuar nuestro dantesco periplo, hasta que llegue una nueva zona de horda.

En algunos momentos tendremos que enfrentarnos a los ya clásicos jefes finales, que son especialmente duros de pelar, pero básicamente el juego se divide de este modo.

Y creednos, es bestialmente divertido.

Diversión

Lo que nos lleva al apartado en cuestión, y es que Doom Eternal podrá ser muchas cosas, pero si en algo destaca es que tiene ese aroma a shooter de los 90 que tanto añoramos aquellos que vimos nacer este genero.

Sin buscar complicarse la vida en absoluto, Doom Eternal nos lanza directamente a la acción y le sienta como un guante.

Con solo un botón podremos desplegar el dial de armas y cambiar velozmente a otra para masacrar a nuestros enemigos. Con otro botón podremos lanzar un fogonazo de lanzallamas o mutilar a los demonios con nuestra motosierra. Todo en este juego esta pensado para ser sencillo y accesible y que el jugador únicamente se preocupe solo de jugar y pasárselo en grande.

Además, Doom Eternal a diferencia de su antecesor de 2016, tiene algo nuevo como es la exploración de la nave espacial en la que nos encontramos, dentro de la cual hay infinidad de secretos y áreas que tendremos que ir desbloqueando con elementos que encontraremos en nuestras partidas de la campaña principal.

Esto le da al juego una rejugabilidad maravillosa, ya que muchas cosas que encontraremos no son solo desbloqueables cosméticos o de arte, también hay poderosísimas armas que nos están esperando y que solo los mas aguerridos podrán conseguir.

Doom Eternal no te deja descansar un instante, ¡no hay tiempo para el aburrimiento! Todo el juego mantiene un ritmo tan frenético y brutal en el que pasaremos horas inmersos en sus épicas batallas sin apenas darnos cuenta.

Un juego que no decepcionará a los amantes de la acción y los shooters, y que es una pena que a día de hoy en Stadia, tengamos que jugarlo en inglés debido a un fallo que nadie se molesta en querer solucionar.

NOTA: En este momento el juego ya tiene solucionado el BUG que lo ponía en inglés, y ya podemos disfrutar de todo su potencial en perfecto castellano

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Hemos probado Doom Eternal en todos los dispositivos posibles, y en todos luce de maravilla. Como más se disfruta es en pantalla grande a 4K, ya que el juego saca todo su tremendo potencial gráfico, pero tanto en PC, e incluso en dispositivos móviles, es un juego altamente disfrutable y que dejará anonadado al jugador que contemple moverse tal despliegue gráfico en su teléfono móvil. Tanto con Stadia Controller como con teclado y ratón, Doom Eternal se juega excelentemente, ya que responde a la perfección en ambos periféricos.
A favor
  • El mejor shooter de la historia
  • Rendimiento inmejorable a 60 fps estables
  • Un gunplay preciso y divertidísimo
En contra
  • La trama no es su fuerte
  • Abrumadoramente difícil en ocasiones
9.5
Excelente
Escrito por
Jugador de la vieja escuela y fiel defensor de una comunidad gamer unida. Me vuelve loco el genero de terror, los juegos de rol y de aventuras. Los videojuegos son para mi, una vida, mas allá de la vida.

Te ha gustado el artículo?

9 0

Portada Foros Análisis de Doom Eternal

  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.