MARCAR COMO FAVORITO
Más información sobre el juego
StadiaHoy » Análisis juegos Stadia » Análisis de Cris Tales

Análisis de Cris Tales

Cris Tales

El género del JRPG más nostálgico regresa con fuerza en esta espectacular aventura que, con una pincelada de frescor en su jugabilidad, nos transportará a aquellas épocas más entrañables del rol japonés de los 90. Un auténtico homenaje al pasado, con un apartado visual espectacular y que no dejará indiferente al jugador. Arrancamos con el análisis de Cris Tales para Stadia.

Antecedentes e historia

Todos recordamos haber jugado auténticas obras maestras atemporales en nuestra infancia de la talla de: Final Fantasy 7, Legend of Dragoon, Alundra, Grandia, Chrono Trigger e incluso Parasite Eve.

Juegos que por mucho que pasen los años, el tiempo siga su curso y algunos nos volvamos más viejos (y más pellejos), todavía cerramos los ojos y podemos ver aquella habitación, con nuestra vieja videoconsola y aquella tele de tubo, mostrando en la pantalla todo un mundo nuevo ante nosotros. El mando en nuestras manos, y esas melodías inolvidables llenando cada rincón. La nostalgia de aquellos días, de los grandes juegos de aquella época y de todo lo que vivimos con ellos, es algo que difícilmente se perderá y que siempre vivirá dentro de nosotros.

Cris Tales nace con esa idea, traer de vuelta nuevamente un juego que pueda hacernos volver al pasado, pero sin estancarse y trayendo al mismo tiempo algo novedoso que ofrecer al jugador.

La gente de Dreams Uncorporated nos presenta un JRPG de corte muy clásico, en el que manejaremos a Crisbell, una chiquilla que sin saber nada sobre sus poderes, un día se encuentra con Matías, una misteriosa rana (si, si, una rana…) que le ayuda a descubrir su potencial oculto, llevándola a una catedral donde al contemplar una vidriera, en la que proféticamente esta ella representada como la salvadora del mundo.

Al contemplar su propia figura en la vidriera de la catedral, Crisbell se verá sorprendida por el poder de la Cronomancia, gracias al cual, será capaz de contemplar al mismo tiempo el pasado, el presente y el futuro del lugar en el que se encuentre.

De este modo, Crisbell irá conociendo a otros compañeros de viaje, como Wilhelm, otro Cronomago, o Cristopher, un valiente guerrero, entre otros tantos. Juntos iniciarán un peligroso viaje para comprender los poderes de Crisbell y detener a la malvada emperatriz del tiempo, que pretende sumir el mundo en la corrupción y la decadencia.

Una historia que sin inventar la rueda ni destacar en originalidad, no está mal llevada, y es entretenida sin más, siendo este uno de los primeros puntos flojos del titulo, y es que se hubiera agradecido algo más sorprendente en este aspecto, ya que no deja de ser la típica historia que tantas veces hemos ya vivido en decenas de JRPG anteriores.

Tecnología

En este apartado el juego destaca sobremanera, especialmente por su apartado artístico y visual que es sencillamente espectacular y muy original, trayéndonos algo que jamás habíamos visto en ningún titulo anterior de estas características.

Cris Tales, nos presenta un estilo muy anime como era de esperar, pero lo hace de un modo extraordinario, con unos dibujos muy cuidados y con gran detalle, especialmente a nivel de escenarios, pudiéndonos mover sobre fondos en 2D, pero que adquieren una profundidad en 2,5D, ya que podremos recorrerlos libremente en todas direcciones. El mundo de Cris Tales se nos presenta como un mundo apabullante en lo visual, con escenarios llenos de color, de vida, de fuerza, y con una simetría bellísima en su arquitectura. Prácticamente a cada paso que demos, el juego nos dejará con la boca abierta, y es que este es uno de los puntos más destacables del juego, y donde más se desmarca con respecto a otros títulos del género.

El diseño de los personajes es también fantástico, logrando un estilo muy personal y característico del título, con una fisionomía poco común y excesivamente cartoon, pero que le sienta de fabula al juego, así como el diseño de los monstruos, enemigos y NPC que pueblan el mundo, que también serán igual de originales y sorprendentes.

La verdad es que el trabajo realizado en estos apartados, es algo único en la industria y que nunca antes habíamos visto.

El juego se mueve con gran fluidez, no hemos encontrado ni un solo bug en toda la aventura y además, se presenta con un diseño de menús muy intuitivo y fácil de comprender, así como todo lo relacionado con el desarrollo y mejora del personaje, algo que es de agradecer en este tipo de juegos, que a veces pecan de una complejidad absurda que termina confundiendo al jugador.

En Cris Tales, todo esto se ha simplificado de tal forma que facilita al jugador la comprensión de sus mecánicas de juego, sin tener que recoger y acumular cientos de ítems raros que no sabemos ni para que sirven, y simplemente teniendo a nuestra disposición los justos y necesarios cuyo funcionamiento además, viene explicado de forma clara y sencilla.

Jugabilidad

En este apartado tenemos los mayores claroscuros de la propuesta que os ofrecemos, y es que el título pone a nuestra disposición una jugabilidad muy original y nunca antes vista en el género combinado con las peores mecánicas de los juegos JRPG clásicos. Y es que, si de algo adolecen este tipo de títulos, es de abusar de las peleas repetitivas continuas y reiteradas hasta la saciedad, algo que lamentablemente, se repite también en Cris Tales.

Los poderes de nuestra protagonista, Crisbell, nos ofrecen la posibilidad de alternar entre el pasado, el presente y el futuro de forma continua mientras exploramos los bellos escenarios de Cris Tales, partiendo la pantalla en tres y pudiendo ver en tiempo real el pasado del escenario y de los personajes que se muestran en la parte izquierda de la pantalla, el presente en el centro, y el futuro a la derecha, algo absolutamente magistral, y que no solo es visual, sino que puede afectar a la jugabilidad con algunos puzzles en los que tendremos que enviar a Matías (la rana, ¿recuerdas?) a alguna de las líneas temporales para que encuentre objetos o hable con personajes, afectando a su vez, al futuro de las mismas.

La verdad es que es una auténtica pasada ver en tiempo real, como una decisión de nuestro personaje puede afectar por completo el destino de los habitantes, sus ciudades y al mundo en el que viven, algo que nos invita a realizar incluso todas las misiones secundarias que nos ofrecen a lo largo de la aventura, ya que estas tienen un resultado visible y factible inmediato en el entorno y, además, algunas son importantes para el final del juego, por lo que os aconsejamos hacerlas todas.

En el combate, los poderes de nuestra cronomaga también serán de vital importancia, ya que aquí es donde se introduce otra de las mecánicas más novedosas en el juego, y es que a pesar de que se trate de un JRPG clásico por turnos como comentábamos anteriormente, el sistema de combate es algo distinto.

Crisbell tendrá el poder de enviar a los enemigos, bien al pasado, o bien al futuro, o simplemente luchar con ellos en el tiempo presente. Estas acciones afectan por completo a las estadísticas de los enemigos, volviéndolos más débiles o más poderosos, dependiendo de a la lineal temporal a la que los enviemos, cambiando en ocasiones por completo las habilidades de estos en el combate y dando al título una jugabilidad muy interesante.

Además, podremos utilizar también los poderes de los personajes del grupo a nuestro favor, combinándolos con las habilidades de Crisbell, para realizar acciones asombrosas que nos darán ventaja en la batalla, y que en ocasiones serán incluso decisivas para obtener la victoria.

Por ejemplo, uno de los personajes que nos acompañan tiene la capacidad de envenenar a los enemigos y que así estos, reciban un cierto daño por turno, sin embargo, si enviamos al enemigo afectado al futuro con los poderes de Crisbell, el enemigo recibirá todo el daño del veneno de golpe, provocando grandes cantidades de daño al instante, sin tener que esperar el paso de los turnos. O en más de una ocasión, nos veremos lanzando conjuros de agua y empapando a algún enemigo con equipo hecho de hierro o metal, y enviándolo al futuro, para que de esta forma el equipo se oxide y pierda su eficacia.

La cantidad de combinaciones que se pueden realizar entre las habilidades de los personajes y los poderes de Crisbell es enorme, y a medida que avanza el juego, estas habilidades no paran de crecer, y el juego nos irá dando más y más posibilidades, haciendo esta, una de las partes más divertidas e interesantes de todo el título.

Diversión

Aquí vamos a nombrar algunas sensaciones agridulces que tuvimos jugando a Cris Tales. No es que la propuesta que os traemos no sea divertida, que lo es y mucho, pero lamentablemente el juego adolece de lo mismo que otros muchos JRPG, y es que en la exploración, nos encontraremos normalmente escenarios vacíos que recorrer, con algún que otro NPC, algún cofre con ítems y poco más. A cada cierto número de pasos de nuestro personaje, de pronto entraremos de forma automática en un combate como ya hemos visto en muchos otros títulos del género, como por ejemplo, en la saga Final Fantasy.

Será muy común en el juego, entrar en fases de exploración en la que tendremos una pelea, daremos unos pocos pasos, entraremos en otra pelea, unos pocos pasos más, más peleas, pasos, pelea, pasos, pelea, y así hasta la extenuación.

Afortunadamente, los combates de Cris Tales son muy divertidos, pero se repiten, y hay una inmensa cantidad de ellos, por lo que algo que en principio es divertido, termina siendo bastante agobiante y aburrido, ya que acabamos luchando contra los mismos enemigos una y otra vez de forma repetitiva. Esto provoca que explorar los escenarios sea poco atractivo y que queramos pasarlos lo más rápido posible para salir del bucle de combates incesantes.

Otro punto negativo a valorar, es que el juego tiene puntos de guardado concretos a los que debemos ir para guardar la partida, o irnos al mapamundi, y desde allí poder guardar en el menú de juego. No existen más formas de guardado, obligando al jugador a estar muchísimo tiempo jugando para poder encontrar un punto donde salvar el avance.

Algo que es ya un poco arcaico, incómodo y molesto, ya que si necesitamos apagar el juego, porque tenemos un compromiso y debemos irnos, pues no podremos salvar la partida de ninguna forma, obligándonos a volver a pasarnos todo lo que estuviésemos jugando desde la última vez que guardamos, un atraso innecesario.

Y por último, un aspecto negativo más a tener en cuenta, y que a su vez, sirva de advertencia para aquellos que os animéis a adentraros en este mundo, es que la dificultad del juego está en ocasiones muy mal medida. Por ejemplo, el principio del juego es extremadamente difícil, y a medida que avanzamos se va volviendo mucho más fácil, hasta ser en ocasiones absurdamente sencillo derrotar algunos enemigos (supuestamente muy poderosos) dada la cantidad de poderes tan avanzados que iremos desbloqueando.

No creemos que por ejemplo, poner el combate contra el primer jefe con una dificultad tan elevada sea apropiado, ya que puede causar rechazo a algunos jugadores, y es que este combate, es extraordinariamente difícil incluso sabiendo lo que debes hacer, y sin embargo el resto del juego es más bien, facilón.

Una dificultad más progresiva hubiera dado al jugador una sensación de progreso adecuada al aprendizaje inherente a la experiencia adquirida mientras se juega. ¿Qué acabo de decir?

Otro punto que no queremos valorar como negativo, ni tampoco como positivo, es que el juego es muy largo, y es que completar la historia principal, nos llevará entre 20 y 30 horas, y muy probablemente pasaremos las 40 si queremos completar todas las misiones y encontrar todos sus secretos, lo que nos da muchas horas de diversión frente a la pantalla, pero que también puede hastiar a los que, como yo, preferimos en ocasiones, juegos más cortos.

El caso es que a pesar de estos aspectos negativos, Cris Tales tiene muchísimas más ventajas a tener en cuenta que eclipsa esos aspectos anticuados que hereda de los viejos JRPG clásicos, y creemos que todo aquel amante del género, debería darle una oportunidad sin lugar a dudas. Lo hemos disfrutado muchísimo, y es de agradecer un juego tan innovador y arriesgado como este, cuyo apartado visual y artístico nos ha dejado sin palabras y con ganas de una hipotética segunda parte, ¿Quién sabe?

¡Habrá que enviar a la rana al futuro para averiguarlo!

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Hemos realizado el análisis de Cris Tales jugando con un Stadia Controller y jugando en un televisor con Chromecast Ultra a 4K, y el juego luce estupendamente. También hemos probado el juego en dispositivos móviles con mismo resultado, y es que Cris Tales funciona muy bien, y con una estabilidad magnífica en todas sus formas. Nosotros recomendamos el uso de mando, ya que a través de teclado hemos encontrado cierta incomodidad en la disposición de las teclas por defecto que ofrece el juego.
A favor
  • El apartado artístico es excepcional
  • Los poderes del tiempo y sus mecánicas
  • Esa esencia del género más clásico del JRPG
En contra
  • Dificultad muy mal medida
  • Los combates se hacen repetitivos e incesantes
  • Los escasos puntos de guardado
8
Muy bueno
Escrito por
Jugador de la vieja escuela y fiel defensor de una comunidad gamer unida. Me vuelve loco el genero de terror, los juegos de rol y de aventuras. Los videojuegos son para mi, una vida, mas allá de la vida.

Te ha gustado el artículo?

9 0
  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 1 mes por Javi Camino.
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.