MARCAR COMO FAVORITO
StadiaHoy » Análisis juegos Stadia » Análisis de Bloodstained: Ritual of the Night

Análisis de Bloodstained: Ritual of the Night

Bloodstained

Dos años después de su lanzamiento en consolas y PC llega a Stadia Bloodstained: Ritual of the Night, uno de los mejores metroidvania de esta generación. ¿Estará al nivel de las versiones anteriores?

Antecedentes e historia

Para hablar de la historia de Bloodstained es imposible no empezar hablando de su desarrollador jefe Koji Igarashi. Koji Igarashi empezó a trabajar para Konami en 1990 como programador, después de trabajar en varios proyectos finalmente acabó como productor de la saga Castlevania en 2001. Desde entonces hasta 2010 participó como tal en todas las entregas e incluso fue subdirector de Castlevania: Symphony of the Night.
En el año 2014 deja Konami y se convierte en miembro fundador del estudio desarrollador Art Play. La idea inicial de este estudio, era realizar juegos para móviles pero Koji también quería realizar juegos para consolas así que, en mayo de 2015, inspirado por la campaña que hizo Keiji Inafune con Mighty nº9, decidió lanzar una campaña en Kickstarter para desarrollar Bloodstained: Ritual of the Night, anunciándolo como el sucesor espiritual de Castlevania Symphony of the Night. ¿Qué podía salir mal vendiéndolo así? Pues efectivamente nada. La campaña fue un rotundo éxito y no solo alcanzó los 500.000$ que solicitaba para desarrollarlo, sino que consiguió 5,5 millones de dólares conviriténdose así, hasta que apareció Shenmue III, en el videojuego con la recaudación más exitosa en Kickstarter.
Una vez finalizada la campaña se pusieron manos a la obra con el desarrollo del título, confiando en que lo tendrían listo en 2017, pero pronto se darían cuenta de que necesitarían algo más de tiempo y, finalmente, en 2019 el juego llegó a prácticamente todas las plataformas disponibles.

La historia a grande rasgos de Bloodstained nos pone en las manos de Miriam, una chica que tiene el poder de absorber las habilidades de los enemigos a los que derrota, en su camino para derrotar a Gebel, un ex compañero que comparte la misma habilidad y que ha invocado un castillo repleto de criaturas demoníacas con el objetivo de destruir el mundo. A priori no parece una historia muy original pero poco a poco se va desentrañando una trama que esconde más de lo que parece.

Bloodstained 1

Tecnología

Bloodstained nos trae un apartado visual que mezcla las 2D con las 2,5D. Los escenarios y los modelados de los enemigos de los personajes son poligonales y, en algunos momentos puntuales, se generan algunas situaciones en 2,5D jugables muy originales. Todo esto con un acabado cell shading en el que encontramos cosas muy buenas pero otras que no lo son tanto. Por un lado, los escenarios lucen muy bien con un acabado gótico que recuerda mucho a la saga de los vampiros, pero con unos fondos que no se ven tan bien como debería.
Por el otro, nos encontramos con un diseño de personajes principales acertadísimo, luciendo todos a un gran nivel pero con unos enemigos con los que, claramente, no estuvieron tan inspirados. Es verdad que hay muchísimos enemigos distintos y que alguno se salva, pero en general es un apartado que flojea.
La parte más preocupante del apartado técnico lo encontramos en su rendimiento. Por un lado nos encontramos con un stuttering muy acusado, prácticamente desde el principio vamos a notar pequeños tirones que, a pesar de no entorpecer en ningún momento la jugabilidad, si que resultan bastante molestos. Por otro lado, el juego funciona a 60 FPS en las áreas en las que no se juntan muchos enemigos pero, en las zonas más cargadas, o peor aún, cuando consigamos algún logro y nos salte la notificación, a veces tendremos unas ralentizaciones bastante grandes haciendo que el juego prácticamente se pare. Es una pena porqué cuando el juego va bien es una delicia pero cuando ocurre esto el juego se vuelve injugable. Ojo, no os penséis que cada dos minutos os vais a encontrar con estas bajadas tan grandes, no es así, pero si que lo vais a notar unas cuentas veces a lo largo de toda la aventura.
Donde si han realizado un trabajo excelente es en la banda sonora del título. Michiru Yamane, compositora de Castlevania Symphony of the Night entre otros muchos títulos, nos trae una cantidad de canciones de una calidad enorme. Todas las canciones acompañan a la perfección y os aseguramos que muchas de ellas las recordaréis durante mucho tiempo. Por otro lado, el juego viene con todos los textos en castellano (con algún pequeño despiste en el menú del juego) y con voces en japonés o en inglés pero, a pesar de que el doblaje al inglés es de muy buena calidad, os recomendamos que lo juguéis en japonés.

Bloodstained

Jugabilidad

Bloodstained es un metroidvania en en 2D clásico. En ningún momento quiere huir de esta etiqueta y la verdad es que no le hace ninguna falta. Su jugabilidad es, sin duda, el mejor aspecto del juego. El control de Miriam es simplemente perfecto, si morimos siempre será por falta de habilidad y no por un defecto en el control. El mapa del juego es gigantesco y está llenos de secretos, cosa que hará que queramos recorrerlo una y otra vez hasta conseguir desbloquearlo todo. Como buen metroidvania, al principio habrá muchas zonas a las que no podremos acceder ya que nos faltará la habilidad concreta para ello, pero el diseño de niveles es tan bueno que siempre querremos volver atrás para ver que había en la sala a la que antes no podíamos acceder ya que, además, siempre será gratificante hacerlo porqué, además de encontrar cofres con equipamiento o algún ítem importante, también encontraremos zonas secretas totalmente opcionales en las que tendremos que enfrentarnos a algún jefe secreto o en las que conseguiremos equipamiento exclusivo.
Y es que sí, a pesar de ser un metroidvania clásico, también se le han añadido unos tintes de RPG como son el poder equiparnos con distinto equipamiento o la clásica subida de niveles al ir ganando experiencia al derrotar a los distintos enemigos y jefes finales que nos iremos encontrando.
En cuanto al combate, no podemos más que aplaudir el trabajo realizado con solo alguna excepción, y es que a pesar de contar con una mayoría de jefes finales muy logrados y originales, también nos encontraremos con otros que no estarán nada trabajados y que se notan poco inspirados.
Para luchar contra los demonios que plagarán el castillo, contaremos con distintos tipos de armas, desde las de largo alcance como pistolas (a las que se le gastarán las balas) o látigos, como las de corto alcance como espadas de una o de dos manos. Cada una de ellas tendrá su propio funcionamiento y siempre notaremos diferencias entre unas y otras.
Por otro lado, también se ha añadido un sistema en el que al derrotar a cada enemigo, este tiene una probabilidad de soltar un fragmento con el que conseguiremos su habilidad. Estas habilidades irán desde tirar bolas de fuego hasta poder invocar aliados que nos acompañarán en combate. Como ya hemos comentado más arriba, habrá muchísimos enemigos distintos a lo largo del juego con lo que, a su vez, si nos dedicamos a conseguirlas, dispondremos de muchísimas habilidades y muy distintas entre ellas. Algunas serán pasivas y nos darán un beneficio sin tener que hacer nada, otras nos servirán para interactuar con el escenario, etc. Además podremos mejorar todas estas habilidades y, una vez las tengamos a máximo nivel, nos darán un efecto adicional o directamente se convertirán en habilidades pasivas sin tener que tenerlas equipadas.  El sistema es lo bastante profundo y útil como para perder el tiempo en ir consiguiéndolas todas, sobre todo las más secretas que nos darán habilidades con las que acceder a zonas inaccesibles de otro modo.

Además de todo esto, también dispondremos de un sistema de crafteo que nos permitirá crear equipamiento o cocinar platos de cocina para subir nuestras estadísticas. Los enemigos irán soltando objetos al morir y con ellos fabricaremos el equipo o cocinaremos los platos. Además, también podremos romper equipamiento que ya no necesitemos para poder conseguir más objetos de crafteo. Es un sistema sencillo pero que nos mantendrá bastante tiempo ocupados si somos completistas ya que conseguir los objetos para tener el mejor equipo no será nada fácil.

Bloodstained

Diversión

Bloodstained nos mantendrá pegados al mando durante muchas horas. La historia principal nos llevará unas 20-25 horas pero, hay tanto por descubrir y tan interesante, que seguramente esa cantidad de horas se duplique o se triplique. Lo mejor es que en ningún momento se nos hará pesado ya que tanto el diseño de niveles, que hará que queramos descubrir hasta el último recoveco del mapa y en el que no pararemos de sorprendernos con las mil sorpresas que esconde, como su sistema de combate adictivo en el que mezclaremos el ataque con armas con las distintas habilidades que iremos encontrando, son de una calidad indiscutible y nos invitarán a seguir jugando sin parar. Se nota que le han puesto mucho cariño ahí y que han aprovechado el tiempo para que sean dos apartados redondos. El sistema RPG también ayudará a ello ya que querremos ir evolucionando a nuestro personaje y así sentirlo cada vez más poderoso.
Desgraciadamente el juego llega con un rendimiento técnico totalmente inaceptable y es que la versión que llega a Stadia no es la mejor que podría haber llegado. Han tenido más de dos años para subsanar todos estos errores y no podemos pasarlo por alto y por tanto así lo reflejaremos en la nota final. El stuttering y, sobretodo, las caídas de FPS que hacen que el juego en algunos momentos se vuelva casi injugable, empañan el resultado general. Es verdad que la gran mayoría del tiempo no notaremos estas bajadas, pero si que lo notaremos suficientes veces como para que sea muy molesto. Esperemos que no tarden en arreglarlo porqué es algo evidente y que no se puede dejar pasar y hace que, un juego que es prácticamente redondo, no pueda jugarse como debería.

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestro canal de YouTube, nuestra cuenta de Twitter o uniros a nuestro canal de Noticias de Telegram para estar al día de todas las novedades sobre Stadia. Pero si lo que te va es el salseo, tienes una cita imprescindible en nuestro grupo de Telegram de la comunidad de StadiaHoy.
Experiencia de juego en Stadia
Hemos probado Bloodstained: Ritual of the Night en sus distintas opciones. Desde PC, Chromecast Ultra y móvil con el Razer Kishi. El juego se disfruta igualmente en cualquiera de los dispositivos en los que juguemos y podremos disfrutar del mismo en cualquiera que sea la opción que busquemos. El único pero que le podemos poner es el irregular rendimiento del port que nos ha tocado en Stadia que ensombrece la verdadera magnitud del título.
A favor
  • Jugabilidad
  • El diseño de los escenarios
  • Banda sonora
En contra
  • El rendimiento en Stadia no muestra su mejor versión
7
Bueno

Te ha gustado el artículo?

2 0
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Olvidé contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.